ESTUDIANTES DEL IPEM 367 DE ASCOCHINGA REALIZARON Y PRESENTARON UN LIBRO OBJETO

Actualidad Agenda Cultural Arte y Cultura Local Cultura La Granja Locales Titulares

Estudiantes del IPEM 367 de Ascochinga realizaron y presentaron el libro “La caja mágica”. Éste es un libro objeto hecho en la escuela con textos de estudiantes de primero a quinto año.

Diego Romero, docente de la institución cuenta que “el proyecto surgió a partir de la “avalancha” de textos que empezaron a compartir un grupo de estudiantes de diferentes cursos con algunos docentes y que fueron capitalizados por ellos, viendo la enorme producción confiada.”

“De esta manera -dice Romero- se armó un grupo de autores y autoras que fueron reuniéndose semanalmente con los docentes para ir dándole forma a la publicación y a la presentación. Fue un trabajo intenso y vertiginoso, con momentos de mucha euforia, pero también de algunas frustraciones.”

Además, para poder materializar este proyecto, se recibieron aportes económicos y se puso en marcha la pre-venta para poder pagar el costo de los insumos. Se hicieron 60 ejemplares. “El resultado fue (es) este objeto precioso, cuidado, amoroso y muy, pero muy valioso no sólo para la escuela, sino para toda la comunidad educativa”, asegura el docente.

PRESENTACIÓN DE LA CAJA MÁGICA

El día de la presentación fue un día de fiesta para la escuela, más allá de ser un día histórico. Fueron llegando las familias de las chicas y los chicos, las personas que contribuyeron con el libro, las autoridades municipales electas y, por supuesto, todo el colegio que aguardaba expectante el momento.

La presentación fue a tono con el título del libro: mágica. Las lecturas de algunos textos del libro hechas por los docentes que idearon y acompañaron el proyecto, otra hecha por una de las estudiantes que compartió su voz y el momento que le dedicó Giovanni Quiroga, el gran mago de la tarde. Giovanni fue quien armó la bolsita de objetos que forma parte de la caja.

Giovanni, además de todo el tiempo que se tomó para armar esa bolsita, se tomó el tiempo para seleccionar un texto de cada chica, de cada chico y leerlo ante todo el auditorio que permanecía encantado. Se dirigió a las familias especialmente haciéndoles algunas recomendaciones para que “escuchen” esas voces, qué están diciendo. Fue un momento maravilloso.

Luego de la presentación, las chicas, los chicos, sus familias y demás personas invitadas compartieron un ágape casero con los aportes del personal docente y la atención de un equipo de trabajo conformado por chicas y chicos de la escuela.

Uno de los asistentes a la presentación resumió en pocas pero certeras palabras este hecho educativo: “fue maravilloso, estoy muy emocionado, es extraordinario lo que hicieron; pero esto que sucedió hoy acá -en una escuela del interior de una provincia del interior del país- debería no ser así, algo que ocurre cada tanto, sino algo más frecuente”.

Vale destacar, “que este hecho educativo-cultural se dio también porque hubo una gestión directiva sensible a este tipo de proyectos, que acompañó y contribuyó sobremanera a que el mismo se concretara”, dijo Romero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *